Juventud, divino… contagio

No pretendo culpabilizar a la gente joven de ser causante de esta incombustible pandemia que ha llegado para modificar con autoridad nuestra forma de vivir, y de morir.


Aunque no os lo creáis, nosotros, los que ya somos mayorcitos, también hemos sido jóvenes, y posiblemente tan activos y desenfadados como vosotros. Una suerte si tuvimos: no teníamos redes sociales ni instrumentos diabólicos que nos permitieran “hacer el lila” públicamente, sólo lo podíamos hacer cuando estábamos con la pandilla, y sólo ellos lo veían. Respetábamos (salvo alguna que otra excepción) a nuestros profesores, nuestros compañeros, y por supuesto a nuestros padres.


Tenéis la suerte de pertenecer a una época extraordinaria que ha puesto a vuestra disposición gran cantidad de recursos y resortes para pasarlo bien; y nosotros, vuestros padres, tíos o abuelos nos hemos sentido felices de poder contribuir a vuestro desarrollo, a veces con grandes sacrificios.


Me consta que muchos “hincáis los codos” con energía para sacar adelante los estudios. Otros, que ya se han incorporado al mercado laboral, trabajan para labrar su futuro. En ningún momento esto pretende ser un alegato contra los que estáis en esa época dorada que otros recordamos con nostalgia. Pero si me gustaría haceros una petición: aunque vuestra sangre hierva a altas temperaturas, pensad en los demás; en otros jóvenes que no se desmadran con tanta facilidad, en los mayores que os rodean, en compañeros, novios o novias…en los niños.


Es muy difícil no salir corriendo cuando has estado prisionero, pero hay que mirar hacia ambos lados para no atropellar a otros. Y si este año no se puede ir a Mallorca se deja para el año que viene, no pasa nada.
Sin embargo, habría que valorar la actitud de otros, no sólo la de los jóvenes que se desmadran en un viaje de fin de curso y forman el pitote: ¿donde están las AMPAS y o el Consejo Escolar? ¿sirven sólo para ejercer control sobre un profesorado que acaba con ansiedad muchas veces?.


Los centros docentes y todos los organismos satélite deberían estar para estas cosas también, e impedir, cuando sea necesario, que los jóvenes ejerzan de jóvenes.
Otra cuestión es el asunto de las vacunas y el maremagnun creado, como ocurre siempre que algo nos coge por sorpresa y encima lo tiene que gestionar quien no lo sabe ejecutar. Está claro que los mayores navegan por una edad de riesgo, pero quizás abría que haber tenido en cuenta que a la edad de estos chicos que han ido a Mallorca, y de otros que no han ido, todo es riesgo y adrenalina; y a lo mejor deberíamos de haberlos incluido en el grupo de riesgo, o haber impuesto las normas necesarias para su control hasta que estuvieran vacunados. Ahora se dan los señores dirigentes patadas en el trasero para que se puedan vacunar cuanto antes.


Es muy complicado acertar, pero hay cuestiones tan evidentes que no es necesario esperar a que ocurra una catástrofe para intentar solucionarlas.
Ojalá, queridos jóvenes, que muy pronto os pueda ver de nuevo como siempre, exteriorizando vuestra energía y ganas de vivir, impregnando el aire de vuestros lugares de encuentro con esa alegría, que es un virus del que todos nos queremos contagiar; pero mientras tanto, ayudad con buen criterio a los que os rodean, a los que ya hace años que fuimos a Mallorca. Creedme, no somos tan carrozas como pensáis.

Miguel Ángel Sesarino

Miguel Ángel Sesarino
Miguel Ángel Sesarino
-Periodista y comunicador jiennense afincado en Málaga desde 1984. Tras su paso por la Universidad Complutense comenzó a ejercer el periodismo en la Cadena Ser de Jaén, siendo destinado a Radio Andújar donde desarrolló labores de turno e informativos. Posteriormente dirigió y presentó magazines y programas especiales. En 1985 y 1986 dirige y presenta un programa nacional de larga duración en Radio Centro de Quito (Ecuador) para la Cadena Melodial, ampliado posteriormente a través del Callejón Interandino hasta zonas de Perú, Colombia y Florida (EE. UU.) Tras su paso por Ecuador trabaja en Málaga en emisoras locales (Radio Fahala, Radio Churriana). Posteriormente entra en la programación de la emisora de Cadena Radio Voz Málaga para pasar luego, desde el principio de sus emisiones a la cadena radiofónica EsRadio Málaga. Paralelamente ha escrito artículos de opinión y reportajes para diversas publicaciones en España, Ecuador y México, ha publicado dos libros de relatos cortos y otro está a punto de ver la luz. En la próxima primavera saldrá también una novela.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,717SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: