La censura no es tan ciega

Lo último que compartí en mi cuenta de Facebook antes de que fuera ´hackeada´ (alguien sin autorización accedió a mi perfil y cambió la información personal) fue el artículo Feliz cumpleaños ´bicho´, en el que hacía alusión a los años de vida que el COVID-19 nos ha robado a todos, 20 millones de años para ser exacta, según un estudio publicado en la revista Scientific Reports.

A pesar de los múltiples escritos, documentos de identidad y reclamos que he enviado al área de seguridad de esta red social no he recibido ninguna respuesta, correo electrónico o mensaje de texto. Nada, ni una palabra. Así que desde el 13 de marzo de este año, día de la publicación, oficialmente no tengo cuenta en Facebook.

Leyendo en internet y hablando con varios amigos conozco de casos similares al mío. Personas que publicaron contenido relacionado con el virus chino en el que detallaban cifras o citaban estudios de la otra cara de la moneda, es decir de la pandemia, fueron censurados en Facebook e Instagram simplemente por infringir las normas.

Yo para ser sincera es que alucino con los criterios de censura que impone Mark Elliot Zuckerberg, uno de los creadores y fundadores de Facebook, al parecer el nuevo curador de contenido del mundo. Mención especial también para Twitter, pero de esta red hablaré mas adelante.

Da igual lo que quieras decir en tu publicación: la vacuna del amor, la vacuna que le pusiste a tu hijo de 2 años, la vacuna contra la fiebre amarilla. Para Zuckerberg todo escrito, foto o conversación que contenga la palabra ´vacuna´ automáticamente debe tener la etiqueta: ´Para consultar información y recursos sobre el COVID-19, visita el Centro de información COVID-19´. Pero ¿Y si no quiero que me pongan la bendita etiqueta porque no estoy hablando del virus? ¿Qué hago? ¿Cómo defiendo mi libertad en lo que publico?

No tienes la libertad para decidir en tu contenido, te lo aguantas y ya. Esa es la respuesta. Todo indica que debemos lidiar con la censura como forma de vida, esto si queremos seguir en las redes sociales por supuesto.

Lo que me resulta curioso es la censura selectiva. La lupa que recae sobre algunos temas, pero en otros no. Me explico mejor. Si las normas de Facebook e Instagram, que al final es la misma gente, son tan estrictas y eficientes para eliminar post, suspender perfiles y colocar etiquetas por hablar del SARS-CoV-2, por qué no actúan de la misma manera con los cientos de contenidos que circulan libremente de pornografía, pedofilia, homofobia o xenofobia. Pareciera que es más fácil eliminar la foto de una madre dándole pecho a su hijo, que suspender permanentemente la cuenta de un chico -con millones de seguidores- que engaña a las mujeres para tener relaciones sexuales con ellas.

Ahora que escribo la palabra ´permanentemente´ recuerdo cuando Twitter eliminó de forma permanente la cuenta de Donald Trump siendo aun el presidente de los Estados Unidos. La red social argumentó que los mensajes que publicaba @realDonaldTrump incitaban a la violencia. Un hecho sin precedente y del que no voy a opinar si estaba bien o mal lo que escribía Donald Trump. Lo que si voy a preguntar las veces que sean necesarias es por qué Twitter, Facebook e Instagram no suspenden de la misma forma, es decir permanente, las cuentas de Nicolás Maduro (Venezuela) y de Miguel Díaz-Canel Bermúdez (Cuba) ambos dictadores acusados de crímenes de lesa humanidad y que utilizan estos medios de comunicación para activar a ´los camaradas combatientes´ a que salgan a las calles para neutralizar manifestaciones que pretendan exigir derechos mínimos fundamentales de cualquier sociedad, como por ejemplo disfrutar de absoluta libertad, tanto de movimiento como de pensamiento.

Lastimosamente la censura, como la justicia, no es tan ciega como debería ser.

Betty Hernández.

Betty M. Hernández
Periodista, locutora y migrante. Experta en escritura digital, periodismo institucional, radio y redes sociales. Es venezolana, de padre canario y madre portuguesa, vive en Granada desde el 2019.

Articulos Relacionados

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

910FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,677SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad