El nuevo gobierno municipal de Granada anuncia un plan integral para «atajar y evitar» con suficiente antelación los botellones

La nueva medida se adopta a partir de un informe "exhaustivo" gracias al que se conocen los lugares, días y horas donde se han producido una mayor concentración de botellones durante los primeros siete meses del año. La concejala de Seguridad Ciudadana, Raquel Ruz, anuncia que "ahora sí podremos anticiparnos y destinar todos los medios humanos y materiales necesarios para evitar este tipo de actuaciones incívicas".

El nuevo equipo de gobierno anuncia un plan «integral» de intervención de la Policía Local para «atajar, evitar y minimizar» con suficiente antelación «los efectos nocivos» de la celebración de botellones en la ciudad, elaborado, tal y como ha informado la concejala de Seguridad Ciudadana y alcaldesa en funciones, Raquel Ruz, a partir de un «exhaustivo informe preliminar de las sanciones tramitadas por este fenómeno del 1 de enero de 2021 hasta el 31 del pasado mes de julio en Granada».

Acompañada por el nuevo jefe de la Policía Local de Granada, José Antonio Moreno, la edil ha destacado que el nuevo plan responde a la nueva etapa abierta por el equipo de gobierno marcada por la «transparencia» basada en «datos, fruto del esfuerzo, el examen y análisis exhaustivo de los problemas de la ciudad, como el botellón», de tal manera que «nos va a permitir actuar con mayor eficacia y eficiencia, gracias a que ahora sí sabemos las horas, días y puntos concretos dónde se produce, pondremos en marcha todos los medios materiales y humanos que tenemos en el servicio público de la Policía Local», ha dicho.

Raquel Ruz se ha mostrado convencida de que «este estudio exhaustivo, nos va a permitir en el mes de septiembre, cuando resurja ante la llegada de los estudiantes a nuestra ciudad el fenómeno del botellón, estar totalmente preparados ya que por fin sabemos dónde actuar, cómo y con qué medios atajar este fenómeno», ha manifestado, para a continuación recordar que «sin ser un delito, el botellón no es sólo un problema de convivencia, sino que, en una situación de pandemia sanitaria, es también sanitario, tal y como constata el alto índice de contagios que se producen en estas concentraciones», ha advertido.

Tras insistir en que la prevención de la concentración de jóvenes consumiendo alcohol en la vía pública es una competencia que afecta tanto a la administración local, autonómica como estatal, la edil ha adelantado que al disponer de «una estadística descriptiva»- ha dicho en referencia mencionado informe- «contamos con una orientación que nos va a permitir anticiparnos y contar con presencia policial en los espacios donde se producen la concentración de jóvenes, de tal manera que podremos disuadir con antelación la celebración de botellones».

En este sentido, el superintendente jefe de la Policía Local, José Antonio Moreno, ha puntualizado que, «frente al anterior equipo de gobierno que solo contó con una unidad específica de Policía Local, ahora todos la plantilla de agentes locales van a trabajar para atajar los botellones, porque es el principal problema de convivencia y desde el punto sanitario que tenemos ahora mismo en Granada».

Según los datos del informe presentado, en los primeros siete meses del año, se han abierto 2.404 expedientes sancionadores por actuaciones realizadas por la Policía Local en botellones a requerimiento realizado en el 091, siendo Albaicín, con 680 intervenciones, el distrito con mayor número de incidencias por botellón, un 28% ciento del total, seguido por Centro, con 547 sanciones tramitadas, un 23 por ciento, y Ronda, en el que las 469 incidencias arrojan un porcentaje del 20 por ciento.

Norte, con 44 expedientes sancionadores, y Chana, con 52, figuran ambos, con un 4 por ciento del total, como los distritos con menor índice de expedientes sancionadores abiertos por la concentración de personas bebiendo en la vía pública, seguidos en escala descendente por Genil, con 102 expedientes sancionadores; Zaidín-Vergeles, con 195 casos, un 8 por ciento; y Beiro, que con 315 actuaciones policiales representa un 13 por ciento de los casos tramitados.

Especial hincapié ha prestado al distrito Albaicín, donde, con 680 intervenciones, se ha detectado que la mayor concentración de actividades incívicas ha tenido lugar en San Miguel Alto, en horario de 18.00 a 20.00 horas; placeta de Carvajales, de 1.00 a 4.00 de la madrugada; Zenete a partir de las 4.00 horas hasta las 6.00; San Nicolás, el Huerto del Carlos y el Mirador de la Churra.

En este sentido, el jefe de la Policía Local ha asegurado que el nuevo plan de intervención contempla «una actuación individualizada, en función a la idiosincrasia de cada distrito, que necesitará en función de la incidencia una dotación policial en función a sus necesidades», si bien ha especificado que «incrementaremos la presencia en las zonas donde tienen mayor incidencia los botellones».

Junto a la presencia policial, el plan se contemplará con un incremento de la actividad informativa y de prevención en las redes sociales de la Policía Loca; la reanudación de charlas de prevención sobre los efectos nocivos de las actividades incívicas en centros educativos de la ciudad, una «mayor cooperación y colaboración entre adminsitraciones públicas», a la vez que se prevé la actualización de la normativa sancionadora adaptada al nuevo contexto social.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,713SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: