Empleados del autobús anuncian huelga por el “bloqueo” de la empresa a un convenio “digno” adaptado a la normativa

La plantilla de los autobuses urbanos de Jaén ha anunciado huelga indefinida ante el “bloqueo” que la empresa concesionaria Alsa mantiene en la negociación para conseguir un convenio colectivo “digno”, que se adapte a la normativa actual.

En concreto, la reforma laboral establece que el salario base debe estar, como mínimo, a la altura del recogido en el convenio sectorial, algo que no ocurre en este caso, donde hay “una diferencia abismal” y su actualización se traduciría en “una subida de en torno del 40 por ciento”.

Denuncian, además, el “incumplimiento” de condiciones laborales. Por ello, reclaman que la licitación del servicio por parte del Ayuntamiento también tenga en cuenta el coste que supondría respetarlas, ya que, por ejemplo, cubrir los descansos implicaría más personal y, por ende, un presupuesto mayor.

Así se ha puesto de relieve este viernes en una comparecencia en la que tanto el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT-Jaén, Jesús Dueñas, y su secretario de Organización, Javier Lacarra, como el portavoz del comité de empresa, Pablo Molina, han lamentado la “mala fe” de Alsa.

En este sentido, han subrayado que se viene hablando “desde el año pasado” sobre esta situación e intentando negociar “desde el 1 de enero” sin que haya habido resultado. Han añadido que la empresa se escuda en que “al no salir a licitación” el contrato definitivo de autobús –lo gestiona, tras la salida de Castillo, con un contrato-puente de dos años que finaliza en octubre– “no podían ofrecer nada” al “no saber el presupuesto” que se plantearía.

“Nos vemos obligados a hacer movilizaciones y huelga en los próximos días, en octubre –coincidiendo probablemente con la Feria de San Lucas–“, ha dicho Lacarra, quien recalcado la “imposibilidad” de acuerdos, pese a haber recurrido al Sercla, de modo que han ido también a los tribunales y esta semana se ha celebrado un juicio del que esperan la sentencia.

Por otro lado, han recalcado la “responsabilidad” que el Ayuntamiento tiene en este conflicto como “parte subsidiaria”, de ahí que también hayan mantenido encuentros con sus responsables, incluido el alcalde, Agustín González (PP), la última este jueves.

AUMENTO “INSUFICIENTE” EN LA LICITACIÓN

Dueñas ha hecho hincapié en que esa licitación debe incluir también la subida salarial, con “unos 300-400 euros por trabajador”, y el gobierno local ha adelantado que “una modificación a ese presupuesto”. Han afirmado que el Consistorio “parece que tiene voluntad”, si bien consideran que ese aumento va a ser “insuficiente” porque no se tiene en cuenta la situación real del servicio.

En este sentido, han aclarado que no se trata “solo de dinero”, sino también de “condiciones laborales, mejoras sociales y conciliación”. Y es que, según ha agregado Molina, hay “incumplimientos” ya del actual convenio caducado que también llevarán a Inspección de Trabajo, relacionados con desconexión digital, eliminación de pluses en vacaciones, que “sigue sin pagar”, pese a tener un juicio “ya ganado”, o la propia jornada y descansos.

Estos últimos los ha puesto como ejemplo del impacto en el presupuesto que tienen estas cuestiones, ya que estiman que cubrir los descansos que ahora no se cumplen implicaría la contratación de “unas diez personas más” y, por tanto, más coste. Ha lamentado, sin embargo, que “no se está teniendo la situación real” del servicio.

Así las cosas, han lamentado tener que iniciar paros, concentraciones y huelga, por los que han pedido “desde ahora mismo disculpas a los ciudadanos, porque son los que van a sufrir” las consecuencias, si no hay un cambio de postura por parte de Alsa.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Nuestras Redes Sociales

960FansMe gusta
100SeguidoresSeguir
1,691SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: